aragóndigital.es
Síguenos en...
Miércoles, 14 de noviembre de 2018
LA ESPUMA DE LOS DÍAS

5/11/2018

Aventuras en la sierra

Juan José Francisco
imprimir

Aquellas noches de los domingos tenían un tono especial, un color aventurero que te pegaba a la silla porque uno se disponía a cerrar el fin de semana de la mejor manera posible antes de adentrarse en el lunes, por lo general siempre desapacible. Llegaba un nuevo capítulo de Curro Jiménez y eso era lo más, incluso por encima del 1,2,3.
Acaba de morir Álvaro de Luna, el simpático Algarrobo, un personaje peculiar y simplón que pertenecía a una cuadrilla de bandoleros que no conocían el miedo, dominaban los caballos con maestría y apenas se les notaba que vivían en plena Sierra Morena, con una, supongo, más que notable falta de higiene personal.
Para los de mi generación aquella serie supuso de facto la entrada en la edad adulta, en un mundo en el que las dos cadenas de televisión eran la única ventana para ver el mundo y disfrutar de las sensaciones que ello proporcionaba. Para los que soltamos la imaginación leyendo tebeos, el tal Curro plasmaba, ya en pantalla, las cualidades de muchos héroes dibujados en el papel.
Mientras Curro derrochaba valentía, incluso cierto cosmopolitismo -los capítulos encuadrados durante la invasión francesa dan fe de ello-, el Algarrobo cristalizaba todas y cada una de las características de muchos hombres del mundo rural en el que yo crecí. Fundamentalmente encarnó el prototipo de hombre en el que la bondad innata le conducía casi siempre a meterse en problemas, una peculiaridad corriente en la España rural de entonces. Como el tiempo todo lo transforma, de la España rural que veía Curro Jiménez los domingos por la noche no queda, digamos que afortunadamente, nada, salvo el mensaje que lanzó el Algarrobo: al pan, pan y al vino, vino. Sin más. Si en algún momento alguien se atreviera a hacer una adaptación de la serie a los tiempo actuales sería muy interesante observar cómo abordaría un personaje de la talla moral de nuestro protagonista. Es posible que los hombres buenos, en toda la extensión de la palabra bueno, estén solo ya en las filmotecas.

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net