aragóndigital.es
Síguenos en...
Jueves, 20 de septiembre de 2018
COMARCAS

24/4/2018

La Cuenca Central, la gran desconocida de la Guerra Civil en la provincia

La Comarca va a poner en valor vestigios en Vivel, Martín del Río, Rudilla y Las Parras de Martín
Redacción
imprimir
Vivel del Río es uno de los municipios que más vestigios de la Guerra Civil tienen en la Comarca Cuencas Mineras
Vivel del Río es uno de los municipios que más vestigios de la Guerra Civil tienen en la Comarca Cuencas Mineras

La Cuenca Minera Central es la gran desconocida de la Guerra Civil en la provincia de Teruel. Sin embargo cuenta con innumerables vestigios de la contienda  al ser línea divisoria entre el Ejército Nacional, (Jiloca) y el Ejército Republicano, (Cuenca Minera). La Comarca Cuencas Mineras ha elaborado a través de la empresa Griegc, un voluminoso inventario con el 80 por ciento de todos los vestigios de la Guerra Civil. Está pendiente de la aprobación de un convenio de colaboración con el Inaem para iniciar la restauración y puesta en valor en este mismo año de vestigios de la Guerra Civil en Vivel de Río, Martín del Río, Rudilla y Las Parras de Martín.

El presidente de la Comarca Cuencas Mineras, José María Merino, manifestó que se lleva más de dos años trabajando en el proyecto de puesta en valor y recuperación de los vestigios de la Guerra Civil de la Cuenca Central para tener un recurso más que ofrecer al turismo y crear actividad económica y empleo en una zona que envejece. 

“Los vestigios de la Guerra Civil son una oportunidad tan buena como otra cualquiera para generar actividad económica y empleo. En una Comarca como la nuestra que ha sido golpeada brutalmente por la pérdida de empleo a consecuencia del cierre de sus minas y de sus centrales térmicas, debemos utilizar cualquier recurso que nos ayude a dinamizar y reconvertir nuestra comarca y los numerosos vestigios de la guerra civil pueden ayudar sin duda a ello”.

El primer paso que ha dado la Comarca Cuencas Mineras ha sido la realización de un inventario de vestigios de la Guerra Civil española ubicados en los términos municipales. Hasta el momento se ha catalogado aproximadamente el 80 por ciento de todos los vestigios, identificando su función,  georeferenciando su posición con sus coordenadas y situándolos en el mapa de la comarca para tenerlos localizados en posibles estudios posteriores. “La intención de la Comarca es recuperar aquellos más importantes por su relevancia en su construcción  o por su cercanía a las poblaciones o caminos que hagan más fácil el visitarlos”, valoró.

Hasta el momento, los vestigios más importantes se han encontrado en las localidades de Vivel del Río, Martín del Río, Huesa del Común, Rudilla, Segura de Baños, Utrillas (Las Parras de Martin) y en toda la zona de la Sierra de San Just que da a los pueblos de La Val, como Mezquita de Jarque, Cuevas de Almudén, Hinojosa y Aliaga, conservándose todavía en Vivel de Rio o Rudilla, inscripciones en el hormigón de los parapetos sobre Azaña o la República,  “viva el ejército español”, o incluso los nombres de las personas que allí combatieron, entre otras inscripciones, quedando todavía hoy en día, algunos lugares sin terminar de explorar como los restos del aeropuerto republicano de Muniesa o la zona de Torre de las Arcas, que sin duda proporcionarán mas vestigios en el futuro.

En este punto, Merino indicó que se había pedido información al Ejército sobre la documentación que tenga del aeropuerto republicano en Muniesa.

José María Merino reseñó que el siguiente paso que se va dar en sobre los vestigios de la Guerra Civil en la Cuenca Minera Central para este mismo año es firmar un convenio de garantía juvenil con el Inaem, que ya se ha solicitado y se espera su aprobación, para la limpieza y restauración en vestigios ubicados en 4 localidades de la comarca. 

Este convenio, donde la Comarca Cuencas Mineras pone el 60 por ciento del presupuesto y el Inaem el 40 por ciento restante, dará empleo, destacó Merino, a 5 jóvenes durante medio año y a un arqueólogo. “El presupuesto que ha consignado la Comarca Cuencas Mineras para este convenio es de 75.000 euros. Queremos ayudar a dar trabajo a los jóvenes a la vez que recuperamos vestigios de la Guerra Civil. En nuestra zona falta empleo para los jóvenes”, subrayó. 

Las cuatro localidades donde se va actuar en la recuperación de vestigios de la Guerra Civil española en Cuencas Mineras son en Vivel del Río, Martín del Río, Rudilla, (barrio rural de Huesa del Común) y Las Parras de Martín (barrio rural de Utrillas). 

En Vivel del Río se actuará en las trincheras que tienen cinco estructuras de hormigón. En Martín del Río en los nidos de ametralladoras que controlaban la carretera entre Martín del Río y Vivel del Río. En los años de la Guerra Civil la carretera nacional que unía Teruel con el Bajo Aragón transcurría por Perales del Alfambra, Pancrudo, Vivel del Río, Martín del Río. La tercera actuación de restauración de vestigios de la Guerra Civil será en Rudilla, localidad muy castigada en la Guerra Civil. “Se van a recuperar dos parapetos y en Las Parras de Martín se restaurarán trincheras y parapetos construidos en piedra seca”. 

En esta línea de actuaciones, la Comarca Cuencas Mineras busca que algún Ayuntamiento, dijo José María Merino, se lance a tener un centro de interpretación de la Guerra Civil en la zona. “La idea es que se trabaje de forma coordinada con la Batalla de Teruel y su relación con el Frente del Ebro con lo que se generaría un flujo de personas que interesaría a todos. Se dinamizaría la comarca y se mostraría a los jóvenes lo que ocurrió para que nunca vuelva a repetirse”.

Fiel a la República

Desde el inicio de la contienda el 18 de Julio de 1936, la comarca minera permaneció fiel a la república, haciéndose fuerte frente a los sublevados, gracias a la incorporación de columnas de milicianos procedentes de Cataluña y otros lugares de España, lo que provocó una división total en el sur de Aragón, quedando Teruel, la Sierra de Albarracín y la zona del Jiloca controladas por los sublevados mientras que los republicanos llegaron desde las zonas mineras hasta Segura de Baños, Anadón, Huesa del Común, Rudilla, Fuenferrada y Villanueva del Rebollar, retrocediendo en esta última zona  hasta las afueras de Vivel del Rio y Martin del Río en febrero de 1937 por el empuje del bando contrario, formándose allí un frente activo que duraría más de un año, ya que el objetivo era controlar las minas de Utrillas y el ferrocarril que  conectaba la estación de Utrillas-Montalbán con Zaragoza dada la importancia logística que tenía para el transporte de tropas y materiales, así como el control de la carretera que conectaba Teruel con el Bajo Aragón o el Maestrazgo por su importancia estratégica.

La duración prolongada de este frente, hizo que algunas fortificaciones se reforzaran con hormigón y carriles de tren o con cantos rodados y hormigón en otras ocasiones, perdurando hasta nuestros días por la solidez de algunas de estas construcciones, además existen gran cantidad de trincheras excavadas en tierra, parapetos construidos con piedra seca o polvorines donde guardaban la munición.

Vivel del Río, municipio castigado

Un municipio donde se va actuar en la restauración de vestigios de la Guerra Civil, trincheras,  por parte de la Comarca Cuencas Mineras va a ser Vivel del Río. Este municipio fue uno de los que más sufrió la Guerra Civil en la Comarca Cuencas Mineras. Vivel quedó  establecido como línea de frente entre el ejército Republicano y el ejército de Franco. Desde julio de 1936 hasta febrero de 1937 la ocupación del pueblo la ejercen los republicanos. A partir de febrero de 1937 hasta el final la ocupación la ejerce el ejército de Franco.

Se puede decir que son dos ocupaciones diferentes. En la primera no hay un asentamiento de tropas estable en el pueblo. En la segunda sí que hay asentamiento estable y las tropas de Franco se fortifican construyendo trincheras, casamatas, etc .Cuenta con una fosa localizada en La Solana, justo detrás de la columna de granito que la 4ª División de Navarra levantó en memoria de sus hombres muertos en esa zona en el año 1959. Sin embargo los hombres que yacen en la fosa no fueron en vida soldados de esa unidad sino militares republicanos muertos durante la ofensiva rebelde del 9 al 17 de marzo de 1938. Su número podría fijarse entre 12 y 14 a decir de los informantes, pero se desconocen sus identidades y su lugar de origen, a excepción de Benito García Diez, natural de Olmedo (Valladolid). Fueron enterrados por un grupo de vecinos de Vivel.

 

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net