aragóndigital.es
Síguenos en...
Martes, 17 de julio de 2018
COMARCAS

14/4/2018

Los Amigos del Ferrocarril piden mantener las vías entre Ojos Negros y Santa Eulalia

Proponen que la vía verde que exigen en la zona discurra paralela, sin desmantelar las traviesas
Cruz Aguilar
imprimir
Traviesas y raíles de la antigua vía de ferrocarril a su paso por el término municipal de Peracense
Traviesas y raíles de la antigua vía de ferrocarril a su paso por el término municipal de Peracense

La Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (Azaft) plantea que no se eliminen las traviesas y raíles que aún se conservan en el tramo entre Ojos Negros y Santa Eulalia puesto que es uno de los pocos lugares  de Aragón en los que quedan piezas de los trenes antiguos. 

El vicepresidente de la Azaft, Carlos Abadías, indicó que eliminar las vías para hacer un camino es una idea poco acertada porque “caminos hay muchos”. Matiza que se trata de un “atentado al patrimonio industrial” y apunta que con una inversión mínima se podría poner en marcha una infraestructura para circular un tren antiguo: “Lo más costoso es poner los carriles y en este caso ya están, vamos a utilizarlos”, matiza. Por eso, proponen hacer un camino paralelo y usar las vías tal como están para  una actividad turística, aprovechando  su cercanía al castillo de Peracense y a las minas de hierro de Ojos Negros. 

Esther Ibáñez, alcaldesa de Ojos Negros, localidad que da nombre a la vía verde que, sin embargo no llega hasta ella, ve con buenos ojos la construcción de un camino paralelo porque, según comentó, “Adif no está por la labor de que se desmantele la vía”.  No obstante aclara que para trazar ese camino hace falta construir varios puentes para sortear ramblas, algo que encarece  el proyecto.

Abadías recalca que el turismo que atraen los ferrocarriles antiguos hacen más gasto en el territorio que el senderismo aunque argumenta que “hay cabida para los dos, son compatibles”.  Además, esta vía histórica, ahora en desuso, está conectada con la red de Renfe de viajeros que sí funciona en Santa Eulalia, localidad que podría servir de puerta de entrada al turismo. Desde la Azaft plantean poner en marcha un ferrocarril histórico porque “es el último sitio de Aragón” donde tenemos la vía montada.

Esther Ibáñez añade al respecto que entre Ojos Negros y Santa Eulalia apenas quedan cuatro kilómetros con raíles puesto que el resto se ha desmantelado. “Faltan tantos tramos que es más caro acondicionar lo que falta que retirar lo que hay para hacer una vía verde”.

Ibáñez se muestra muy molesta con el hecho de que su localidad, Ojos Negros, esté descolgada de la vía verde, aunque recuerda que el Ayuntamiento compró un tramo de entre 5 y 6 kilómetros que discurre por su término municipal y la acondicionó para el paso de senderistas y bicicletas. “El problema está entre Villar del Salz y Santa Eulalia, nuestro camino no lleva a ninguna parte”, sentencia.

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.