aragóndigital.es
Síguenos en...
Lunes, 20 de agosto de 2018
BOLLIGANDO

12/2/2018

La industria cárnica

Cruz Aguilar
imprimir
Corderos recién nacidos de la raza merina de los Montes Universales, corriendo en Sierra Morena. Ismael Martínez
Corderos recién nacidos de la raza merina de los Montes Universales, corriendo en Sierra Morena. Ismael Martínez

Se ha armado un gran revuelo con el programa de Jordi Évole sobre el sector cárnico. En ninguna de las granjas en las que he estado –que tampoco es que sean una barbaridad, que no soy veterinaria– he visto nada parecido a lo que sale en el programa. He ido a las granjas por trabajo, sin avisar, y de todo tipo de animales, cerdos, pollos, conejos, y desde luego no había animales moribundos. Todas las granjas en las que he estado son de Teruel, que como somos pocos y tenemos mucho terreno igual son más espaciosas y se trata mejor a los cerdos, no sé. Eso sí, que nadie se equivoque, en las granjas los animales están para engordarse y que nos los comamos, porque los pollos no salen del poliespán del súper.
También he estado en varias explotaciones de ovejas y de vacas y aunque su fin es el mismo, estar en nuestro plato, la realidad es que viven bastante bien desde el punto de vista del espacio. De paseo por el campo, comiendo hierba y, en el caso de las ovejas, durmiendo a retiro. De ahí sale, por ejemplo buena parte del ternasco de Aragón o la ternera del Maestrazgo, que tanto cuesta de vender y mira que está sana y feliz la vaca por esas sierras, sin más estrés que espantarse las moscas.
Lo mismo pasa con la carne de merina de los Montes Universales, la oveja en extensivo de la Sierra de Albarracín. Parte de ellas son trashumantes, en invierno viven en los suaves pastos andaluces y en verano vienen para Teruel, que aquí se está más fresco. Con todas esas comodidades –para la oveja, no siempre para el pastor y sus familias– la carne tiene un sabor más intenso porque está alimentada con pasto y leche materna. Su color es más rojizo, debido a la musculatura y a la pigmentación de la luz solar, por lo que el consumidor de la ciudad no siempre la quiere.
Resulta hipócrita creer que la hamburguesa de preparado cárnico que compramos por 0,28 céntimos procede de un cerdo engordado con bellotas al aire libre. Y es cuando menos curioso que cueste dar salida a esa carne procedente de animales que viven al aire libre porque nuestro paladar está acostumbrado a los piensos de engorde. Es para pensar. 

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net