aragóndigital.es
Síguenos en...
Viernes, 16 de noviembre de 2018
BOLLIGANDO

30/1/2018

Matar al mensajero

Cruz Aguilar
imprimir

El miércoles fue San Francisco de Sales, patrón de los periodistas. Una profesión que, en mi opinión  –y para eso esta es mi columna, nos ha jodido mayo– es muy necesaria en este tiempo en el que tantos bulos de todo tipo circulan por las redes sociales. 
Sin embargo, se suele hacer referencia a la profesión de forma ofensiva. En las series de la televisión o películas cada vez que aparece un periodista lo hace como aquel que va a violar la intimidad de alguno de los personajes. Las referencias a ellos son como cotillas y, en algunos casos, incluso mentirosos. Esta imagen repercute de forma negativa a la hora de hacer nuestro trabajo diario porque la gente de a pie, que bebe a diario de las fuentes televisivas, nos ve como un enemigo más que como alguien que simplemente quiere contar una noticia que, aunque a veces no guste, interesa a la población en general.
Los periodistas somos esos que hacemos las preguntas, que unos consideran fundamentales y otros impertinentes, no porque nos interesen a nosotros, ya que muchas veces son de temas que ni nos van ni nos vienen, sino porque a la sociedad o a una parte de ella le resultan relevantes. Y si insistimos es porque nuestros interlocutores no contestan a la primera y se hacen de rogar, a veces para no responder nunca. 
Ahora son muchos los que juegan a ser periodistas y lanzan informaciones y/o bulos a través de sus blogs, páginas de Facebook o en las redes de mensajería móvil. La diferencia entre esa gente y un periodista es que los profesionales nunca cuentan un bulo, siempre que publican una información es porque la han contrastado con una fuente solvente. Y la coletilla de “según ha podido saber”, sobra, ya que lo que no sabemos a ciencia cierta no lo publicamos, aún a riesgo de hacerlo los últimos. 
Es verdad que a veces nos fiamos de fuentes fiables y metemos la pata, porque se han precipitado o incluso porque nos han mentido deliberadamente, que también ocurre. Y en esos casos, como en otros muchos, la culpa siempre se le suele echar al mensajero.

Portada de Hoy

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.

EDITA: PRENSA DE TERUEL, S.L. • DEPÓSITO LEGAL: TE-2-1961

Teruel: Avenida de Sagunto nº 27 C.P. 44002 Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 600 682 • Alcañiz: Avenida de Aragón nº6 - 3ª Plta. C.P. 44600
Tlf.: 978 870 386 Fax: 978 832 515 Administración, publicidad y suscripciones: Tlf.: 978 617 087 Fax: 978 604 702 Emails: direccion@diariodeteruel.netredaccion@diariodeteruel.net alcaniz@diariodeteruel.netcomarcas@diariodeteruel.netdeportes@diariodeteruel.netdeportesalcaniz@diariodeteruel.netpublicidad@diariodeteruel.net suscripciones@diariodeteruel.netmaquetacion@diariodeteruel.netautoedicion@diariodeteruel.net