aragóndigital.es
Síguenos en...
Jueves, 19 de abril de 2018
ENTREVISTAS

11/1/2018

Symon Essence, miembro del grupo de rap Chocabeat: "TrascendenciasSeries son un conjunto de temas que sacamos cada dos semanas”

Diego Saz
imprimir
Symon Essence (segundo por la izquierda), se unió a Chocabeat dos años después de la formación del grupo
Symon Essence (segundo por la izquierda), se unió a Chocabeat dos años después de la formación del grupo

Hace algo menos de cuatro años, en 2014, cuando los jóvenes Giorgiomatic y Ericuxo decidieron comenzar a trabajar en un proyecto que les permitiera plasmar sus inquietudes musicales, basadas en el rap y la música electrónica. Así nació Chocabeat,  un grupo de rap, al que poco a poco se fueron uniendo el resto de miembros, Mc y productor Carra, Symon Essence, Potinaider, Julio Drunken a la guitarra, Aenede, Pablo Scratch como DJ y Peter Keybol. Tras el éxito de su primer disco, La última copa de Hank Chinaski, el grupo ya trabaja en el segundo, Pimienta Negra. Mientras tanto, publican cada dos semanas un nuevo capítulo de TrascendenciasSeries.

-¿Qué es TrascendenciasSeries?

-Es un conjunto de temas,  acompañados de una escena visual en la que se trata de dar imagen a lo que pretende transmitir con cada canción. Por ejemplo, la última que salió este domingo se llama 15/100  y aparece la técnica de cultivo en el campo de la quema, que sería un poco eso, quemar los sentimientos que uno lleva dentro, y que aunque ya estén totalmente quemados sigue habiendo humo. Es tratar de llevar eso a los sentimientos. También otro de los temas anteriores,  Cold cute, que es instrumental, va poniendo una especie de ciclo vital proyectado sobre los rostros de uno de nuestros productores. Luego, en la caja de descripción de YouTube, que es donde solemos escribir las letras de las canciones, viene un poema que escribió el propio productor tratando de dar sentido a esa obra instrumental. Simplemente es eso, una serie de temas que sacamos cada dos semanas para dar continuidad acompañados de una imagen para tratar de contextualizar la obra.

-¿Cómo les surge realizar este proyecto?

-Simplemente porque queríamos darnos un poco más de continuidad, sacar más cosas y de repente vimos que teníamos una serie de temas que englobaban una misma idea. Fuimos tirando por ahí y nos propusimos hacerlo e ir sacándolo cada dos semanas. Era una forma también de obligarnos a trabajar un poquito más y también darle al público temas más de seguido. Mientras, vamos trabajando en otros proyectos paralelos que tenemos.

-¿Qué otros proyectos abordan junto a este?

-El próximo proyecto en el que estamos trabajando es un disco que llevan a cargo Ericuxo y Carra, y será, al igual que La última copa de Hank Chinaski, un disco más profesional y viene bajo el nombre de Pimienta Negra.

-Este sábado actúan en el Espacio Luvitien, ¿qué van a mostrarle al público?

-En el Luvitien cantaremos algunas canciones de La última copa de Hank Chinaski, que es el primer disco que sacamos de una forma más profesional. También cantaremos las canciones que hay en TrascendenciasSeries y varias canciones viejas de nuestro repertorio. Luego estaremos poniendo música durante todo el vermú. 

-¿De qué trata su primer disco La última copa de Hank Chinaski?

-La última copa de Hank Chinaski es un disco compuesto por seis temas que lo llevamos a cabo entre Potinaider y yo, que somos los vocalistas principales del proyecto. Es una especie de homenaje o tributo, siguiendo la estética de la Generación beat que llevaba sobre todo Charles Bukowski, en libros como La senda del perdedor, donde el protagonista era Henry Chinaski, que era como su álter ego. Hemos cogido esa idea y a raíz de ahí, hablamos de forma muy explícita sobre temas muy oscuros que tiene todo ser humano, por decirlo de alguna forma.

-¿De dónde sacan la inspiración para componer estas letras?

-De nuestro día a día básicamente, de lo que nos pasa y de nuestros sentimientos, pensamientos y todo lo que nos rodea. En ese disco están plasmados nuestros sentimientos sobre todo más tristes, nuestras frustraciones y momentos de rabia. También mucho desamor, por ahí va la estética que solía llevar Bukowski en los libros en los que el protagonista era Henry Chinaski, como una especie de biopics que iba sacando bajo ese álter ego.

-¿Cuánto tiempo les lleva componer cada canción?

-Eso es muy relativo, porque hay canciones que salen en un momento y otras cuestan la tira. Por ejemplo el disco La última copa de Hank Chinaski nos llevó casi un año, desde que tuvimos la idea hasta que lo publicamos. Porque claro, nos lo hacemos todo nosotros, hacemos la música, escribimos las letras, las cantamos y las mezclamos, las masterizamos, le echamos bastantes horas.

-Recientemente fueron premiados en el I Premio Jóvenes Creadores Aragoneses.

-Si, fue un tercer premio. Había catorce premios y participaban jóvenes de todo Aragón, de todos los ámbitos de las artes y tecnologías. Nosotros nos llevamos un tercer premio que, a parte de difusión de la obra y reconocimiento, nos dieron 1.000 euros.

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.