aragóndigital.es
Síguenos en...
Jueves, 19 de abril de 2018
ENTREVISTAS

4/1/2018

Alejandro Menal, ganador del III Premio Campus Saludable: “La rehabilitación virtual es un buen complemento que motiva al paciente”

Isabel Muñoz
imprimir
Alejandro Menal ha ganado el tercer premio Teruel, Campus Saludable  por su proyecto de rehabilitación virtual
Alejandro Menal ha ganado el tercer premio Teruel, Campus Saludable por su proyecto de rehabilitación virtual

La tercera edición del Premio Teruel, Campus Saludable ha recaído en el Trabajo fin de Grado del alumno Alejandro Menal Soler titulado VCHILD- Vitual Rehabilitation Child. Un sistema tecnológico basado en un dispositivo de seguimiento óptico de esqueleto en rehabilitación de niños con parálisis cerebral, una propuesta en la que la tecnología se aplica para mejorar la calidad de vida que fue dirigida por el profesor Sergio Albiol, de la Escuela Universitaria Politécnica de Teruel.

- ¿En qué consistió su propuesta de rehabilitación virtual?

- Desarrollé un prototipo que era un suplemento para ayudar a niños con parálisis cerebral en su proceso de rehabilitación. Los ejercicios de rehabilitación motora son ejercicios con muchas repeticiones para recuperar la fuerza o la movilidad en la parte afectada, como los brazos y las piernas. Hay que hacer muchas veces los movimientos para que sea efectivo y se suele perder interés. La modalidad de rehabilitación virtual motora se basa en pequeños juegos o estímulos para interesar más al paciente. El plan era hacer algo de este estilo orientado a niños que son los que más necesitan esa atención en la tarea porque tienden a aburrirse con mayor facilidad.

- ¿Cuáles son las principales características de esta aplicación?

- Utilicé la herramienta Kinect de Microsoft por su bajo coste, no necesita un sensor externo sino que los propios de la cámara capturan con precisión el movimiento del paciente. El juego consiste en una estantería con distintos niveles de alturas donde el paciente tendría que coger unos muñecos virtuales y ordenarlos en las baldas. Con este juego se practica el movimiento de subir y bajar el brazo.

- ¿Qué destacaría de esta propuesta para la rehabilitación?

- Lo que destacaría sobre todo es que es un complemento a la propia rehabilitación. La terapia tiene una serie de ejercicios que tienen que ser constantes y esto es como un pequeño juego para terminar, para despejar la mente y seguir ejercitándose. El juego por si solo no sirve. Pero este apoyo sirve para relajar la mente del niño, que no se aburra y sin que se de cuenta siga ejercitándose un poco más.

- ¿Su prototipo se llegó a probar con pacientes?

- Sí. Se hizo una prueba con un paciente, un niño de 8 años, a través de una colaboración con la Universidad Católica de Valencia que tiene una clínica que hacen terapia. Permitió ver qué tal funcionaba y aportó una serie de información para mejorar el proyecto. Se propusieron cambios pero no se llegaron a aplicar.

- ¿Cuáles fueron esas mejoras que se plantearon?

- Una de las mejoras que se propuso fue el dar más control al terapeuta en la aplicación. El movimiento que se tenía que realizar incluía cerrar la mano para coger el muñeco y algunos no pueden llegar a cerrar del todo la mano, por eso a veces no reconocía que había cerrado la mano, de ahí que se planteara una opción para que el terapeuta pudiera hacerlo y así que el paciente pudiera seguir ejercitándose y no se frustrase.

- ¿A nivel técnico y de su formación qué le aportó hacer este trabajo? 

- Lo primero, familiarizarme con Kinect de Microsoft, que es una herramienta que no se usa durante la carreta. Es un dispositivo que Microsoft desarrolló para captar el movimiento del cuerpo para juegos, no tuvo mucho éxito en videojuegos de ocio pero sí se está utilizando para proyectos de rehabilitación virtual y temas médicos. También utilicé un lenguaje de programación distinto al de la carrera siempre es más reconfortante ver que los conocimientos adquiridos en la carrera  se pueden usar sobre otros entornos de trabajo que no se han visto con tanta profundidad.

- ¿Qué ha supuesto haber logrado el tercer premio Teruel, Campus Saludable?

- Mucha ilusión, por el reconocimiento a un año de trabajo con este proyecto. Ver que los frutos del trabajo son valorados me hace ilusión. Además, es también importante para el currículo, un mérito que a mí me parece que es importante.

- ¿Cómo ve la evolución de la tecnología aplicada a la salud?

- Se están haciendo muchos avances. Se está investigando  con muchas herramientas que se dedican al mismo campo de la rehabilitación. Es un campo en el que se debe seguir investigando.  Ayuda bastante para motivar al paciente. Por ejemplo, el hecho de tener un reto externo, una puntuación de cada ejercicio y ver que vas haciendo más puntos, motiva. Se logra un entorno más amigable que permite que el paciente esté más motivado.

© 2018 Diario de Teruel. All rights reserved.