JUEVES 29 OCTUBRE
Teruel
El juzgado investiga si pudo haber violencia habitual

Orden de alejamiento para los cuidadores de una anciana que tuvo que ser ingresada en el hospital

F.J.M. Teruel
31/01/2017

El Juzgado de Instrucción número 1 de Teruel acordó ayer una orden de alejamiento de los cuidadores que están siendo investigados por una posible violencia doméstica habitual contra una anciana de 74 años.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Teruel acordó ayer una orden de alejamiento de los cuidadores que están siendo investigados por una posible violencia doméstica habitual contra una anciana de 74 años. Los dos investigados declararon ayer ante el juez que, a petición de la Fiscalía, adoptó la medida cautelar de prohibirles acercarse a menos de 50 metros, así como de intentar comunicarse con ella.

En sede judicial los dos investigados, una mujer española de 61 años y un hombre italiano de 67 años que son pareja, negaron que hubieran maltratado a la anciana, aseguraron que la misma tenía un control médico riguroso al encontrarse enferma y que durante la última semana había tenido un proceso de diarreas.

Los dos investigados, P.R.S. y C.B., llegaron a las 9 de la mañana al Palacio de Justicia en medio de una gran expectación mediática, aunque declinaron hacer declaraciones tanto antes como después de comparecer ante el juez, lo mismo que su abogada.

La declaración de ambos, por separado, se prolongó durante algo más de una hora y a su término el fiscal pidió que se adoptasen medidas cautelares para que no pudieran acercarse a la anciana, que fue ingresada la semana pasada en el hospital Obispo Polanco, mientras no se esclarezcan los hechos.

El caso estalló el lunes de la semana pasada cuando la Policía Nacional procedió a investigar a los cuidadores de una anciana que tuvo que ser trasladada al hospital por su estado de desnutrición, deshidratación e hipoglucemia que padecía, además de presentar contusiones y hematomas por todo el cuerpo y presentar un deplorable estado de higiene, según informó la Comisaría de Teruel.

Fuentes de la Fiscalía indicaron ayer que tras la declaración de los dos investigados no hay nada claro, por lo que deberán conocerse los informes médicos de la anciana, ya que se encuentra enferma y tiene la movilidad reducida. Cuando ella prestó declaración aseguró que la maltrataban y la golpeaban.

Los dos investigados aseguraron ayer, según explicó el ministerio público, que nunca la habían maltratado ni tenido desatendida. Al parecer, en la declaración policial, el hermano de la anciana manifestó que nunca había visto ningún tipo de maltrato y que la pareja que la cuidaba le informaba de todo.

Además, según los cuidadores, en los últimos días habían llamado al menos en cinco ocasiones a los servicios médicos, según la Fiscalía.

Estas fuentes indicaron que habrá que pedir informes para hacer un seguimiento de cuál ha sido la atención médica que ha recibido esta mujer, y comprobar si ha tenido una atención continuada, al igual que ver a qué se deben los hematomas que presenta y si pueden tener también que ver algo con caídas o con la enfermedad que padece.

Según el ministerio público, tampoco estaría claro cómo se produjo el aviso por el que fue asistida la señora y trasladada al hospital debido a su estado.

Los dos cuidadores no tienen una relación contractual, aunque parece que recibían dinero de forma esporádica. Empezó la mujer asistiendo a la anciana hace cinco años, y durante el último año se alternaba con el hombre los viernes y sábados para que ella pudiera descansar.

De acuerdo con la versión dada por los investigados, la anciana presentaba un cuadro de diarrea en los últimos días y se negaba a comer.

 

Ha consumido el número de noticias que puede visualizar gratuitamente durante un mes.

Regístrese aquí gratuitamente para disfrutar de:
  • Podrá comprar bonos de noticias para canjearlos por las noticias que más le interesen.
  • Podrá hacerse suscriptor y disfrutar de la web completa sin restricciones.


® Copyright Diario de Teruel. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS