VIERNES 10 ABRIL
Suplemento T
Miles de escolares de la provincia celebran el Día de la Paz y la No Violencia

Hey Rama

Miguel Ángel Artigas Gracia Teruel
31/01/2017

Los alumnos del Colegio La Salle de Teruel representaron una gran palabra ‘Paz’ en el patio de sus instalaciones

Miles de escolares turolenses volvieron ayer a volcarse en la celebración del Día Escolar de la Paz y la No Violencia en toda la provincia, con actos en todos los centros educativos en los que la música, los símbolos y la figura de Gandhi y de otros pacifistas fueron las grandes protagonistas de una jornada llena de actos que se repitieron por toda España.

Miles de escolares turolenses volvieron ayer a volcarse en la celebración del Día Escolar de la Paz y la No Violencia en toda la provincia, con actos en todos los centros educativos en los que la música, los símbolos y la figura de Gandhi y de otros pacifistas fueron las grandes protagonistas de una jornada llena de actos que se repitieron por toda España.

Reconocido por la UNESCO desde 1993, en España se conmemora desde 1964 cada 30 de enero, fecha del fallecimiento del político y abogado hindú Mahatma Gandhi, uno de los grandes pacifistas de la historia que instituyó el concepto de la lucha y la resistencia no violenta.

Curiosamente Gandhi nunca llegó a recibir el Premio Nobel de la Paz, aunque fue nominado cinco veces entre 1937 y 1948. Su papel en la independencia de la colonia británica de La India y las tensiones nacionalistas entre hindús y pakistanís le privaron del merecido premio las cuatro primeras veces, y su asesinato el 30 de enero de 1948, a manos de un radical hinduista de ultraderecha, de la quinta.

En el IES Vega del Turia de la capital turolense en torno a 300 alumnos, desde 1º de ESO hasta Bachillerato, formaron un gran símbolo de la paz sobre las pistas deportivas del patio. Comenzó el acto Félix Brun, animador sociocultural del centro, glosando la figura de Gandhi y las últimas palabras que pronunció antes de ser asesinado, "Hey Rama", que son las que figuran en la gran estatua homenaje del Memorial Raj Gath en Nueva Delhi. Significan "Oh, Dios", y se interpretan como el signo de su espiritualidad y de la voluntad de alcanzar la paz universal, siempre echando mano de métodos no violentos.

Después una serie de estudiantes pasaron a leer poemas del propio Gandhi, de Rafael Alberti o de John Lennon, o frases lapidarias anónimas como aquella de "imaginad que hay una guerra y no vamos nadie...". Para terminar el acto, todos los alumnos cantaron uno de los grandes himnos contemporáneos de la paz, el Imagine de Lennon.

Como en casi todos los centros, el acto cerraba una serie de actividades lectivas destinadas a concienciar al alumnado sobre la búsqueda de soluciones pacíficas a todos los niveles. En La Salle de Teruel todos los alumnos de Infantil, Primera y Secundaria han trabajado los valores de la paz, la amistad y la empatía en el aula. Los mayores escucharon el relato del director del Proyecto Obert, un proyecto de Salle Acoge, y supieron de primera mano cómo es la vida de un chico en un piso de acogida.

Durante el acto de ayer, se preparó un gran mural en forma de mar a través del cual se enviaron multitud de mensajes de paz, esperanza y apoyo, muchos de ellos dirigidos a refugiados de Congo, Siria y Sierra Leona, donde se viven tres de los conflictos armados más sangrantes y trágicos de los más de 40 que siguen activos en el mundo, algunos de ellos con más de 60 años de antiguedad, como la guerra de Cachemira, que comenzó en 1947, o el conflicto palestino-israelí, de 1948. Los alumnos de Secundaria, además, recibieron la visita de un refugiado de Camerún que les contó sus peripecias en busca de una realidad mejor.

Todas esas vivencias hicieron que todos los estudiantes, desde 1º de Infantil hasta 4º de ESO, gritaran ayer con fuerza que un mundo en paz es posible y necesario.

En el Colegio de Las Viñas el de ayer también fue un acto multitudinario, en el que más de 600 niños y niñas de Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato se dieron cita para escuchar la lectura de un manifiesto por la paz, leído por los propios alumnos, donde se acordaron de Gandhi pero también de otros grandes luchadores por la paz, como Martin Luther King o la Madre Teresa de Calcuta, y se citó a Eleanor Roosevelt, diplomática y activista de los derechos humanos, que pronunció la frase "no basta con hablar de paz, uno debe creer en ella y trabajar para conseguirla". Además, todos los estudiantes bailaron una coreografía al ritmo de la canción La aventura de la vida, de Manuel Carrasco. Durante los días previos se trabajaron varias actividades adaptadas a cada etapa educativa; cuentos, talleres e incluso la grabación de un divertido lipdub en el que ha participado personal de todos los ámbitos educativos.

También en el CP Ensanche de Teruel el alumnado salió al patio para celebrar el Día Escolar de la Paz. Con coronas de papel con palomas de la paz y cintas alusivas, este año eligieron una canción de Chayanne, Madre Tierra, que todos los alumnos, desde primero de Infantil a sexto de Primaria interpretaron con una coreografía. Previamente, un niño de cada clase leyó una frase alusiva al Día de la Paz y en contra de la violencia, el odio o la injusticia, y también alguna de las que se atribuyen al político y activista Martin Luther King.

En el CP Fuenfresca fueron varios centenares de alumnos de Infantil y Primaria los que participaron en el acto que cerraba las actividades lectivas en torno a la paz y la convivencia. Varios de ellos representaron una performance sobre la guerra y la paz, antes de leerse un manifiesto colectivo, en castellano e inglés, en el que se reprodujeron algunas de las máximas que han guiado a los pacifistas de todo el mundo. Después se interpretaron varias canciones, entre ellas una de las que más se repite a lo largo de toda España todos los 30 de enero desde 2012 cuando fue instituida como una especie de himno, Latas por la paz, donde los niños y niñas, con latas y tambores fabricados con materiales reciclados, hicieron todo el ruido posible para acallar las explosiones, disparos y bofetadas que por desgracia siguen escuchándose.

Alcañiz contra el bullying

Como en años anteriores, los alumnos de 3º a 6º de Primaria de los cinco colegios de la capital del Bajo Aragón celebraron de forma conjunta el Día Escolar de la No Violencia y la Paz. Durante la mañana de ayer casi 900 escolares alcañizanos dieron cuerpo a una gran palabra PAZ, situada en el suelo con letras grandes y blancas. Para hacerse la foto, en lugar de decir patata, los alumnos gritaron "Todos juntos por la Paz".

Un representante de cada centro escolar leyó un manifiesto por la Paz mientras se desplegaban pancartas de colores realizadas por los propios alumnos- adornando de esta manera la plaza de España, y como acto final se realizó una suelta de varios farolillos para hacer referencia a esta jornada.

Es importante entender que la violencia no solo se da en grandes guerras a miles de kilómetros, sino que también es posible sufrirla a otros niveles en nuestra propia casa. Así, los alcañizanos también hicieron referencia al bullying o acoso escolar, uno de los problemas actuales en los colegios e institutos españoles. Los niños de Alcañiz cantaron la canción del artista El Langui, una pieza que habla sobre ese problema y que lleva por nombre Se buscan valientes.

 

Ha consumido el número de noticias que puede visualizar gratuitamente durante un mes.

Regístrese aquí gratuitamente para disfrutar de:
  • Podrá comprar bonos de noticias para canjearlos por las noticias que más le interesen.
  • Podrá hacerse suscriptor y disfrutar de la web completa sin restricciones.


® Copyright Diario de Teruel. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS